De éxtasis sagrado
Schönberg

De éxtasis sagrado

 

Programa….

    Canco Villarabid
    Ecce Homo (2023)
    para soprano y cuarteto de cuerda
    Textos Friedrich Nietzsche

      1. Unendlichkeit
      2. Ja! Ich weiß, woher ich stamme
      3. Man hört, man sucht nicht
      4. Nach neuen Meeren

     
    Arnold Schönberg
    Cuarteto nº 2 Op. 10 (1908)
    para soprano y cuarteto de cuerda
    Textos Stefan George, El séptimo anillo, 1907

      1. Mäßig
      2. Sehr rasch
      3. Litanei
      4. Entrückung

 
 

Notas….

Para Arnold Schönberg, los años de Viena alrededor de 1908 fueron una época de avances artísticos y de graves crisis personales. Su vida familiar se vio sacudida por la relación íntima entre su esposa Mathilde y el pintor Richard Gerstl, que había instalado su estudio en casa de los Schönberg en la Liechtensteinstrasse de Viena. 1907 marca el inicio de la actividad de Schönberg como pintor, siendo este un reflejo más de su necesidad de encontrar una salida artística a sus visiones interiores.

En su primera época (1895-1908), Schönberg está profundamente influenciado por Brahms y Wagner, y sus composiciones tienen un carácter tonal, casi orquestal, con grandes acordes, octavas de bajo, trémolos y conexiones armónicas cromáticamente alteradas. Estos cuatro lieder op. 2 fueron compuestos antes de 1900 y publicados en 1903. Sobre poemas de Richard Dehmel (1863-1920) de quien se sentia deudor de su desarrollo como compositor y Johannes Schlaf (1862-1941) y están dedicados a su profesor Alexander von Zemlinsky. Dentro del ciclo, los acordes a menudo parecen estar libres de cualquier función relativa a la tónica; utilizando cadencias incompletas, una desaceleración del tempo armónico o acordes repetidos, se fomenta la idea de los sonidos como valores de color “formadores de estructura” (que toman mucha importancia en los poemas originales).

Arnold Schoenberg

«Los poemas de Dehmel han tenido una influencia decisiva en mi desarrollo como compositor. Ellos fueron los que primero me hicieron intentar encontrar un nuevo tono en el modo lírico. O mejor dicho, lo encontré sin siquiera mirar, simplemente reflejando en la música lo que tus poemas suscitaron en mí».

Dentro del ciclo, los acordes a menudo parecen estar libres de cualquier función relativa a la tónica; utilizando cadencias incompletas, una desaceleración del tempo armónico o acordes repetidos, se fomenta la idea de los sonidos como valores de color “formadores de estructura” (que toman mucha importancia en los poemas originales).

En 1908, un cúmulo de infortunios provocaron la clara ruptura de Schönberg con la tradición musical y la disolución de la armonía tonal en atonalidad, entrando así en ese segundo período expresionista de su carrera (1909-1914) que marcaría un giro electrizante en el desarrollo compositivo de nuestro siglo.

En el momento de componer el Segundo cuarteto, Schoeberg estaba en transición hacia su segundo período creativo. Durante esta época, Schoenberg se vio atrapado en un dilema bastante desagradable cuando descubrió que su esposa, Mathilde, estaba teniendo una aventura con su vecino, Richard Gerstl. Después de un tiempo en que Mathilde se dividía entre los dos hombres, volvió con Schoenberg, lo que derivó en el suicidio de Gerstl por depresión. Mientras todo esto sucedía, Schoenberg escribió mucha música, y algunas de las decisiones más radicales que se tomaron sobre estas obras pueden verse como un puente entre su vida y su arte.

 

 

El tercer período se produjo entre 1923-1933, después de una pausa en su producción. Este período es particularmente importante ya que es cuando desarrolló la técnica de la dodecafonía. Y el período final es una culminación de todos los anteriores donde Schoenberg vuelve a la tonalidad en algunas piezas.

Mientras un conglomerado de adversidades en su vida personal sucedían, es en su segunda etapa cuando Schoenberg escribió mucha música y algunas de las decisiones más radicales que se tomaron sobre estas obras pueden verse como un puente entre su vida y su arte. Entre 1907 y 1908 compone el Segundo Cuarteto de Cuerda en fa sostenido menor op.10, que representa un hito en un proceso evolutivo tanto en el manejo del material (concisión de la forma, liberación de la consonancia) como en la historia del género del cuarteto de cuerda (mediante la adición de una soprano solista). Una sensación real de transición dentro de esta pieza se puede ver en gran medida en el uso de la armonía. Los primeros tres movimientos utilizan una tonalidad clara, mientras que el cuarto no. Además, la escritura altamente cromática de Schoenberg en todos los movimientos y su exploración de los acordes aumentados y otras sonoridades indefinidas conducen al intento de emancipar las disonancias. En el primero es un movimiento en forma de sonata que carece en gran medida de contraste y que contiene cinco ideas temáticas con una tendencia a rehuir las modulaciones capaces de engendrar un sentido de la forma. El scherzo en re menor (segundo movimiento) se compone de dos grandes complejos temáticos seguidos de una sección muy contrastante que se asemeja a un desarrollo. El primer complejo contiene una reminiscencia del tema principal del primer movimiento, del que se deriva mediante segmentación. En el trío, el segundo violín cita la canción popular vienesa “Oh, querido Augustin, todo acabó” (“O du lieber Augustin, alles ist hin”), que los estudiosos de Schönberg han interpretado de diversas formas como una referencia autobiográfica a su crisis matrimonial y como símbolo de su abandono de la tonalidad funcional.

Arnold Schoenberg

«Me inspiré en los poemas de Stefan George, el poeta alemán, para componer música para algunos de sus poemas y, sorprendentemente, sin ninguna expectativa de mi parte, estas canciones mostraban un estilo bastante diferente a todo lo que había escrito antes».

Los dos poemas de Stefan George, “Litany” (“Litanei”) y “Rapture” (“Entrückung”), están tomados de “Der siebente Ring”, una colección de sus poemas publicada de forma privada en 1907.Aquí, Schönberg utiliza complejos cromáticos y acordes de cuarta alterados y el final está repleto de lo que Anton Webern llamó “armonías nunca antes escuchadas, separadas de todo soporte tonal”. En el tercer movimiento el tema de «Letanía» es una sección de desarrollo de los dos movimientos anteriores. Ambientado en mi bemol menor, es ricamente contrapuntístico aunque menos propenso a la modulación. Al hablar del final de sus “Notas sobre los cuatro cuartetos de cuerda”, Schönberg comentó: “El cuarto movimiento, Entrückung, comienza con una introducción que describe la partida de la Tierra a otro planeta. El poeta visionario predijo aquí sensaciones que quizás pronto se confirmen. Liberarse de la gravitación –pasar a través de las nubes hacia un aire cada vez más tenue, olvidando todos los problemas de la vida en la Tierra– es lo que se intenta ilustrar en esta introducción”

Su primera interpretación la realizó el Rosé Quartet y Marie Gutheil-Schoder en Viena el 21 de diciembre de 1908. La obra fue revisada posteriormente en 1921; Schoenberg también hizo una versión para orquesta de cuerdas completa.