…Questo mio folklore privato
Bartók y Berio

…Questo mio folklore

 

Programa….

    Béla Bartók (1881-1945)
    44 Dúos Sz. 98 para dos violines

      Kolomejka rutena (nº 35)
      Danza (nº 2)
      Danza coja (nº 27)
      Danza de Máramaros (nº 32)
      Danza de mosquitos (nº 22)

    Luciano Berio (1925-2003)
    Duetti per due violini

      Béla (Bartók) (nº 1)
      Franco (Gulli) (nº 23)
      Henri (Pousseur) (nº 26)
      Leonardo (Pinzauti) (nº 17)
      Camilla (Adami) (nº 7)

    Béla Bartók
    44 Dúos Sz. 98 para dos violines

      Menuetto (nº 3)
      Danza serbia (nº 39)
      Pizziccato (nº 43)
      Suena la gaita (nº 36)

    Canco Villarabid (1964)
    Kaia para violín y viola (1998)

    Luciano Berio
    Duetti per due violini

      Aldo (Bennici) (nº 24)
      Mauricio (Kagel) (nº 31)
      Igor (Stravinsky) (nº 28)
      Annie (Neuburger) (nº 19)

    Béla Bartók
    44 Dúos Sz. 98 para dos violines

      Danza giratoria rumana (nº 38)
      Danza rumana (nº 40)
      Danza con almohadas (nº 14)
      Burlesca (nº 16)
      Danza transilvana (nº 44)

    Luciano Berio
    Duetti per due violini

      Fiamma (Nicolodi) (nº 21)
      Daniela (Rabinovitch) (nº 12)
      Giorgio Federico (Ghedini) (nº 10)
      Valerio (Adami) (nº 11)
      Lele (d’Amico) (nº 34)

 

 

Notas al programa….

 

P

uede suceder que un amigo violinista le diga a un compositor, una noche, que, aparte de los de Bartók, hoy no hay suficientes duetos de violín. Y puede suceder que el compositor se dedique inmediatamente a escribir duetos esa noche hasta el amanecer … y luego más duetos en momentos de ocio, en diferentes ciudades y hoteles, entre ensayos, viajes, pensando en alguien, al buscar un regalo … Esto es lo que me sucedió y estoy agradecido a ese violinista nocturno cuyo nombre se le da a uno de estos Duetti.

Así, detrás de cada dúo hay razones y situaciones personales: con BRUNO (Maderna), por ejemplo, está la memoria de la música «funcional» que a menudo compusimos juntos en los años cincuenta; MAJA (Pliseckaja) es la transformación de una canción rusa, mientras que ALDO (Bennici) es una verdadera canción siciliana; PIERRE (Boulez) fue escrito para una noche de despedida: se desarrolla a partir de una pequeña célula de su … Explosante fixe …; GIORGIO FEDERICO (Ghedini) está en memoria de mis años en el Conservatorio de Milán. Y así sucesivamente …

Luciano Berio

Estos Duetti son para mí lo que fueron los vers de circonstance para Mallarmé: es decir, no se basan necesariamente en motivaciones musicales profundas, sino que están conectadas por el frágil hilo de las ocasiones diarias.


 

Estos Duetti son para mí lo que fueron los vers de circonstance para Mallarmé: es decir, no se basan necesariamente en motivaciones musicales profundas, sino que están conectadas por el frágil hilo de las ocasiones diarias. Sin embargo, en estos duetos hay también un objetivo pedagógico. Muy a menudo, como se puede escuchar, una de las dos partes es más fácil y se centra en problemas técnicos específicos, en diferentes personajes expresivos e incluso en estereotipos de violín, de modo que un joven violinista puede contribuir, a veces, incluso a una situación musical relativamente compleja. Desde un ángulo muy simple: la reproducción de una escala D mayor, por ejemplo. Me gustaría escribir un caleidoscopio formado por un centenar de Duetti. Cada grupo de treinta y tres será comentado por un dúo de «conciertos», desarrollando en una perspectiva más amplia las diferentes circunstancias de este folclore privado mío”.

    Luciano Berio

 

Béla Bartók

Yo no rechazo ninguna influencia, sea de fuente eslovaca, rumana, árabe o de cualquier otro sitio, con tal de que sea de una fuente pura, fresca y sana.

 

P

arece ser que Béla Bartók no pretendía que estos pequeños pero encantadores y juguetones Dúos tuviesen como finalidad sonar en las salas de conciertos, sino, igual que Luciano Berio, quería que fuesen un material útil para el trabajo de jóvenes estudiantes “…el frágil hilo de las ocasiones diarias”. Los 44 Dúos están basados en melodías de canciones y bailes populares de países de Europa del Este, donde la libertad armónica o rítmica forman parte de sus procesos constructivos. Bartók fue profesor en la Real Academia de Budapest casi 30 años donde nacieron obras pedagógicas como estos Dúos o el Mikrokosmos. El maestro Erick Doflein fue quien sugirió a Bártók la escritura de estas piezas.